Enero

domingo, 13 de septiembre de 2015

¿que es la basura electronica? ¿como reciclarla?







La chatarra electrónica, desechos electrónicos o basura tecnológica (en inglés: e-waste o WEEE) El tratamiento inadecuado de la e-waste puede ocasionar graves impactos al medio ambiente y poner en riesgo la salud humana.

Cada año aumenta la cifra de toneladas de residuos de aparatos eléctricos y electrónicos (RAEE) que se generan en el mundo. Estos aparatos tienen sustancias que pueden causar graves daños al medio ambiente y la salud, como ocurre con el fósforo de un televisor, que puede contaminar hasta 80.000 litros de agua.

El Programa de Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA) señalaba en 2010 que en el mundo se generan 40 millones de toneladas de basura electrónica al año y que el volumen de la chatarra electrónica crece entre un 16% y un 28% cada cinco años, el triple que la basura domiciliaria. En países como India y China se calcula que la basura generada solo por los ordenadores en desuso aumentará un 500% en la próxima década.

Cuando estos aparatos se desechan, se convierten en unos residuos muy contaminantes. La inmensa mayoría contiene sustancias como bromo, cadmio, fósforo o mercurio que pueden ser muy dañinos para la salud y el medio ambiente. Está estudiado que el fósforo de un televisor puede contaminar hasta 80.000 litros de agua o que un frigorífico mal reciclado emite a la atmósfera gases de efecto invernadero (GEI) equivalentes a las emisiones de un coche en 15.000 kilómetros.


No todo es reciclable, pero a no desesperar ya que cerca de un 97% de los materiales pueden ser recuperados y reutilizados. La clave es tener bien en claro qué cosas enviar a tratar y cuáles no.

Computadoras, notebooks, monitores, teclados, mouses, decodificadores, modems, hubs, switches, posnets, impresoras de punto, láser, multifunción y de inyección, teléfonos, celulares, centrales telefónicas, faxes, télex, equipos de música, video caseteras, DVDs y televisores, entre otros.
No
Fotocopiadoras, electrodomésticos (siempre mejor consultar ya que la variedad de electrodomésticos es amplísima), lámparas, pilas y baterías sueltas, cartuchos tóner sueltos y equipos que tengan vidrios rotos, etc.
Siempre acordate de homogeneizar -separar cables de computadoras, componentes y accesorios-lo que vayas a mandar para facilitarles el trabajo a quienes lo reciben, e incluso hacer la entrega lo más ordenada posible. 





Los ciudadanos concienciados con el medio ambiente deberían seguir las tres erres del ecologismo también con los aparatos eléctricos y electrónicos:
Reducir en lo posible su uso, tener solo los necesarios.



Reutilizarlos para darles una vida más larga. 





Si todavía funcionan, se pueden regalar a un amigo o familiar, donarlos a proyectos para que se aprovechen de manera solidaria o enviarlos a diversas iniciativas de Internet que permiten reciclar sin moverse de casa viejos aparatos, como teléfonos móviles y, a la ve, ganar dinero.







Reciclarlos: si el aparato no funciona y se compra uno nuevo, el establecimiento está obligado por ley a aceptarlo gratis y encargarse de él para que se gestione de forma conveniente.



 Cuando está operativo, el Plan Renove de electrodomésticos es un buen momento para sustituir los viejos por otros nuevos de alto ahorro energético. 



Si solo se quiere deshacer del aparato, hay que llevarlo a un punto limpio. 



La Fundación Ecolec los localiza en un mapa de su página web para que el ciudadano encuentre el más cercano.