Enero

sábado, 5 de abril de 2014

Como hacer ecológicas toallas sanitarias para la menstruación

¡CUIDADO!

El uso de toallas higiénicas y tampones puede ser dañino para tu salud, por lo demás contaminan excesivamente el medio ambiente & como si fuera poco usamos gran cantidad en la vida, por lo que gastamos altas sumas de dinero…

Siempre que puedas evita su uso, ya que el mismo supone someter a tus partes íntimas al contacto con productos químicos. Los tampones son blanqueados con químicos peligrosos que son absorbidos por tus paredes vaginales, dándose en ocasiones el
síndrome de shock tóxico, además los aplicadores son de plástico no degradable y los envoltorios altamente contaminantes. Puedes conseguir tampones no blanqueados o toallas higiénicas 100% de algodón, aunque mejor háztelas tu misma, se pueden lavar y reutilizar.
¡Ojo!


-Un pañal desechable demora más de 200 años en desintegrarse y un bebé ocupa en promedio unos 6 mil, es decir 3 toneladas de basura.

-Cada mujer utiliza alrededor de 14 mil unidades de toallas higiénicas durante todo su período fértil. En Chile, en promedio hay 7.700.000 mujeres, por lo tanto, se arroja un total de 107.800.000 toneladas de basura, sólo en toallas higiénicas.

-El material de que están compuesto los tampones y toallas desechables pueden causar el síndrome de Shock Tóxico. Entre otros problemas como el aumento de tu flujo, alergias, hongos vaginales, etc.




**********

¿Cómo hacer tu toalla higiénica?


1. Corta dos trozos de tela iguales, más o menos de la misma forma que la del dibujo. Luego las unes cosiéndolas por el borde.



2. Recorta la tapa primera de igual forma que la parte delantera de la que va a ser la compresa.



3. Recorta la segunda tapa de igual forma que la parte trasera de la que va a ser la compresa.



4. Entre tapa y tapa deja un espacio en el que podrás poner el trozo de tela de toalla o cualquier otro trozo de tela que hayas elegido en la cual quedará recogida la sangre menstrual.



5. Puedes utilizar lo que quieras para que se puedan enganchar los lazos con las bragas o calzones, desde broches, corchetes, botones o velcro. Lo que tú creas.