Enero

miércoles, 29 de julio de 2015

Como deshacerse de los acaros





¿Como deshacerse de los acaros?

Más de alguno habrá leído u oído de los tan odiosos ácaros, esos bichitos que se encuentran escondidos por todos lados. (Principalmente el polvo) y que pueden causar algunas ronchas en la piel, e incluso problemas respiratorios.


Siendo más técnicos, los ácaros son animalitos microscopicos, familiares de las arañas, quienes viven en lugares húmedos y templados, fóbicos a la luz, y se alimentan de las escamas de piel humana y animal. (TERROR)

Lo peor de estos bichitos en donde habitan, almohadas, colchones, peluches, alfombras, y sobreviven a la aspiradora, la única forma de librarnos de ellos son exponiendo dichas cosas a la luz del sol.




Por suerte no muerden, ni pican, pero si causan alergias, que es lo peligroso del asunto.


Sí no se tiene cuidado de los articulos de casa ya mencionados, nos exponemos a que los acaros muertos, (o partes del cuerpo de estos) se volatizen en el aire y se mezclen con la mucosa interna. (Entiendase por nariz) y pegarse a nuestras fosas, causando alergias, e inclusive asma.



La reacción alérgica del paciente es ocasionada por el huevo y las heces del ácaro. Las heces fecales son tan livianas y minúsculas, que al caminar sobre la alfombra, al pasar la aspiradora o al sacudir la cama, son lanzadas al aire inmediatamente y al respirar estas partículas una persona alérgica, se desencadena la reacción que todos conocemos. Se acepta que el número promedio de ácaros por gramo de polvo es de 100 a 500. También se han contado hasta 19.000 ácaros por gramo. Cada ácaro produce aproximadamente 10- 20 partículas de heces al día.



Los sistemas de calefacción agudizan el problema, ya que en ellos las partículas junto con el polvo seco se reparten en el aire de la habitación. En verano los síntomas se pueden atenuar, ya que se pasa más tiempo fuera de la casa, la calefacción está apagada y el aire que circula la habitación es mejor.


Se estima que los ácaros del polvo pueden ser un factor de 50 a 80% de los casos de asma, así como otras enfermedades respiratorias.