Enero

martes, 8 de noviembre de 2016

Gasolina:¿En que daña al planeta?

La gasolina está compuesta por carbono e hidrógeno. Si se pudiera quemar la gasolina como un vapor con una llama y mucha cantidad de oxigeno, prácticamente obtendríamos dióxido de carbono puro y agua como los productos de combustión.



Resultado de imagen para gasolina gif



La composición de estos carburantes es de carbono e hidrógeno. Al producirse la combustión en un automóvil aparecen agentes contaminantes como el monóxido de carbono, el óxido de nitrógeno y los hidrocarbonos no quemados. El óxido de nitrógeno y los hidrocarbonos se mezclan en el aire y el dióxido de nitrógeno libera un átomo de oxigeno que forma el ozono al combinarse con el gas de oxígeno.


Cada vez se están más mentalizados de que la gasolina es dañina para el medio ambiente pero queda un camino largo, ya que el coche eléctrico aún no termina de llegar con fuerza. 

Al ser quemados, los combustibles fósiles liberan gases nocivos para el medio ambiente. La combustión genera ácidos, como el sulfúrico y el carbónico, que se elevan hacia la atmósfera y retornan en forma de lluvia ácida. La lluvia ácida daña la vida vegetal, el suelo y el agua. Gran parte del gas nocivo es monóxido de carbono, que impide la liberación de la radiación infrarroja de la tierra de forma normal, lo que provoca el calentamiento global y el cambio de los climas. Los gases liberados pueden, además, corroer la capa de ozono que protege al planeta de las letales radiaciones que emite el sol.

Para reducir las emisiones malas que producen la combustión podemos seguir unos consejos prácticos de conducción eficiente que harán que además de ser más respetuosos con lo que nos rodea, tengamos un ahorro de gasolina. 


Y hablando de ahorro, también podemos tenerlo con el seguro de coche si comparamos de entre toda la oferta del mercado el que mejor se adapta a nuestras necesidades.